Integración de las energías renovables a baja temperatura en los sistemas energéticos urbanos: Directrices para los responsables políticos


March 2021
ISBN : 978-92-9260-319-9

La reducción de las emisiones del sector de la calefacción y la refrigeración es fundamental para mitigar los efectos del cambio climático y reducir la contaminación atmosférica. Los sistemas de calefacción y refrigeración urbana pueden ayudar a ampliar el uso de energía renovable, disminuir la utilización de combustibles fósiles en el sector de la calefacción y la refrigeración, y mejorar la calidad del aire urbano.

Este informe también está disponible en inglés (English)chino (中文), y ruso (Русский).

Véase Resumen en inglés (English), chino (中文), ruso (Русский), y español

Se han construido sistemas de calefacción urbana para funcionar a altas temperaturas para satisfacer las demandas de edificios mal aislados. En la mayoría de los casos, esto requiere el uso de combustibles fósiles. Sin embargo, la innovación tecnológica, la digitalización y las tendencias actuales hacia edificios más eficientes energéticamente pueden permitir el despliegue más amplio de tecnologías de energía limpia , como geotérmicas a baja temperatura, termosolares o energía de masas de agua o fuentes de calor de residuos a baja temperatura, en la nueva generación de sistemas energéticos urbanos. Estas fuentes están ampliamente disponibles a nivel local en muchas regiones. Sin embargo, siguen sin explotarse en gran medida porque no son inmediatamente compatibles con la infraestructura energética actual del distrito y el parque de edificios existente.

Esta guía de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) y la Universidad de Aalborg (AAU) proporciona información a los responsables políticos y ejemplos de herramientas y soluciones disponibles para facilitar el uso de fuentes de calor renovables a baja temperatura en sistemas energéticos urbanos nuevos y existentes. También se presenta una visión general de las aplicaciones y tecnologías de habilitación para la calefacción y refrigeración urbanas que utilizan energía renovable a baja temperatura.

Recomendaciones clave:

  • Desarrollar planes estratégicos de calefacción y refrigeración basados en claros impulsores políticos e identificar a las partes interesadas clave para participar en la transición energética.
  • Detallar escenarios técnicos basados en evaluaciones de la demanda de calefacción y refrigeración, así como en el mapeo de los recursos de energía renovable a baja temperatura disponibles localmente.
  • Implementar el cambio de combustibles fósiles a energías renovables junto con la modernización de las redes energéticas de las ciudades y la renovación del parque de edificios para lograr un rendimiento óptimo (tanto técnico como socioeconómico).
  • Promover la utilización de fuentes de energía renovables disponibles localmente para calefacción y refrigeración abordando los desafíos intrínsecos.
  • Garantizar la habilitación de condiciones regulatorias, opciones de financiación de apoyo y modelos de negocio.